Enmiendan Ley del Colegio de Productores de Espectáculos de Puerto Rico

 

COPEP·MONDAY, FEBRUARY 13, 2017

(San Juan. 13 de febrero de 2017). - A partir del 28 de junio de este año, todo productor de eventos con o sin fines de lucro, que resida en Puerto Rico, podrá obtener una colegiación provisional de dos años de vigencia para la producción de espectáculos. El cambio se produce a raíz de la nueva Ley 205 que enmendó la Ley 113, Ley del Colegio de Productores de Espectáculos Públicos de Puerto Rico.

Nelson Castro, primer vicepresidente del Colegio de Productores de Espectáculos Públicos de Puerto Rico (COPEP), explicó que el tiempo de colegiación provisional será de dos años de vigencia y requiere que se produzca como mínimo, un espectáculo público, para ser considerado colegiado formal. Los productores que presenten evidencia al Colegio de haber cumplido con 21 horas crédito en cursos relacionados con producción de eventos de una universidad acreditada por el Consejo de Educación de Puerto Rico, no tendrán que cumplir con los requisitos antes mencionados.

"Las enmiendas hechas a la Ley, atienden los reclamos que por años hicieron sectores de la industria a la Legislatura y al propio Colegio, y aplican a nuevas solicitudes, no aplica a los productores de teatro o de eventos con o sin fines de lucro con exención que en la actualidad ejercen la profesión”, expresó el productor.

Por su parte Juan Carlos Zapata, director ejecutivo del Colegio, dijo que "la Ley 205 del 2016 enmendó la Ley 113 del 2005, para entre otros, eliminar el requisito de la asociación a otro productor. Esto porque aunque la intención era que el aspirante tuviera un mentor en el productor licenciado, la realidad es que resultó en complejidades a causa de uno o del otro".

La Ley 113 según enmendada establece, que los productores tanto los que tienen colegiación provisional como los que tienen la colegiación formal, deberán cumplir con un mínimo de seis horas crédito al año de cursos, seminarios o talleres de crecimiento profesional y desarrollo educativo.

Las enmiendas a la Ley, establecen además, cuotas que se ajustan (con o sin fines de lucro), utilizando como parámetro la capacidad del recinto en el que se produzca. “Ahora oscilará entre los $100 y $600 para los productores de eventos con fines pecuniarios, que antes tenían una cuota inicial de mil dólares y, desde $25 a $150 para las organizaciones sin fines de lucro, que tienen exención contributiva, esto último, en apoyo y considerando que mayoritariamente se trata del sector que atiende aspectos culturales y educativos ", sostuvo Zapata.

La Ley define también el procedimiento para que estudiantes de comunicaciones, de producción y/o mercadeo de eventos de instituciones debidamente acreditadas puedan formar parte del Colegio, en cuyo caso no pagarán cuota mientras permanezcan estudiando.

La nueva Ley extiende a 10 el término de días laborables desde la presentación de cada espectáculo, para reclamar el ajuste por los boletos refrendados no vendidos y por los boletos de cortesía expedidos para la liberación de la fianza. “Antes el tiempo era de cinco días, lo que resultaba en graves problemas para el productor por la logística y el volumen de trabajo de las compañías expendedoras de boletos que hacen el cuadre, y por el procedimiento ante el Departamento de Hacienda. Aumentarlo a 10 días es un atenuante que permite que se cumpla con el requerimiento”, dijo el primer vicepresidente de COPEP. Castro reconoció que en las enmiendas a la Ley se le hace justicia al productor que hasta ahora paga IVU por un boleto de cortesía. “Los boletos de cortesía son boletos sin precio de venta, según definido en el Código de Rentas Internas como la cantidad total pagada de la consideración. Si la cantidad pagada es cero, el IVU de cero es cero”, precisó.

El Director Ejecutivo adelantó que junto al Departamento de Hacienda están trabajando en la creación del nuevo reglamento y en el diseño de la campaña de orientación a los productores que comenzará entre 45 y 60 días previos a que entre en vigor la nueva Ley.